Hoy aprovecho esta época de navidad para restar importancia a los arreglos y objetos materiales. Adorno mi corazón con la dulzura del amor, mi alma con la fortaleza del servicio, y mi mente con la grandeza de la Paz.

Skip to content