Hoy me abro a recibir lo mejor que los demás tienen para dar. Nadie puede cerrar el flujo de abundancia que el universo tiene dispuesto para cada ser. Doy gracias a Dios por todas las bendiciones que derrama a diario sobre mí.

Skip to content