Hoy deseo ser mejor que ayer. No existe un solo motivo por el cual en un año, contado a partir de hoy, no pueda ser mucho mejor, tener el doble de sabiduría, de paz y de felicidad. Quien quiere superarse y actúa sin quejarse, disfruta cada día y logra ser feliz.  

Skip to content