Hoy decido actuar de forma espontánea, amable y generosa, sin permitir influencias negativas que contengan queja y egoísmo. Doy lo mejor de mí de manera sincera e incondicional. La generosidad y el amor son los cimientos de la paz.  

Skip to content