Hoy presto atención a mis palabras, pensamientos y acciones. Evito caer en la tentación de juzgar y de condenar las acciones ajenas. Comprendo la libertad que todos tenemos para actuar. Los comportamientos de otros obedecen a situaciones que desconozco. 

Ir al contenido