Hoy una actitud mental negativa nos conduce al miedo y a las justificaciones, que paralizan y destruyen los sueños. Debo vigilar con atención mi diálogo interno, aquello que me repito en silencio y con frecuencia, genera mi vida. Es bueno no olvidar nunca que lo semejante atrae lo semejante. 

Ir al contenido