Hoy la naturaleza es armonía divina, creación perfecta de Dios, que nos invita a disfrutar en paz y con la certeza de que siempre estamos guiados y protegidos. Soy un instrumento que irradia paz y amor.

Ir al contenido