Hoy me libero de la tristeza que siento cuando otros me atacan o critican. Levanto la cabeza con ánimo, teniendo la seguridad de que hago todo, lo mejor que puedo. Evito que las opiniones ajenas me afecten. No me quejo, ni reclamo, solo sigo adelante con paz y dignidad.

Ir al contenido