Hoy mi ser es un inmenso jardín sembrado con valores y habilidades, abundancia y amor. Puedo hacer uso de todas las riquezas interiores que poseo y aplicarlas en mi vida diaria, cuando me encuentro en paz conmigo mismo y con el mundo que me rodea.

Ir al contenido