Hoy reconozco que todos los seres humanos tenemos lo necesario para ser felices, abundantes y crear una vida satisfactoria, pero muy pocos saben aprovechar el sinfín de habilidades y destrezas de las cuales fuimos dotados para lograrlo.

Ir al contenido