Hoy acepto con serenidad las experiencias y situaciones que la vida me plantea. Sin importar si son desagradables o satisfactorias, todas ellas me enseñan algo nuevo. Aceptar las dificultades no hace que desaparezcan, sino que pueda asumirlas, sin causarme sufrimiento.

Ir al contenido