Hoy elijo muy bien mis pensamientos. Comprendo que soy y seré el resultado de mis pensamientos. Alejo los pensamientos de temor, preocupación, juicios y culpa, llenando mi mente de amor y paz.

Ir al contenido