Hoy dedico conscientemente cada minuto de mi vida, a convertirme en una mejor persona. El tiempo es oro y no puedo dar por hecho que viviré cien años. Elijo hacer ahora mismo, lo necesario para realizar mis sueños.

Ir al contenido