Hoy acepto que lo que concibo como mi realidad, es una proyección de mi mente. Es la visión que he creado a partir de mis pensamientos y experiencias, y la respuesta que doy a ello.

Ir al contenido