Hoy soy constante y paciente en el logro de mis propósitos. No cambio lo que más quiero alcanzar en la vida, por los placeres del momento, que son agradables, pero a veces distractores que nos alejan de nuestros propósitos. Los momentos pasan, la vida sigue.

Ir al contenido