Hoy acepto mi propio valor. Algunas veces las opiniones de los demás me afectan, y me producen sentimiento de culpa, llevándome a dudar de mi valía. Cambio esta actitud y recuerdo que soy un ser de paz, valioso, lleno de talentos únicos y grandes capacidades.

Ir al contenido