Hoy me regalo un tiempo de silencio para reflexionar y meditar. Aún en medio del ruido diario, buscar instantes de silencio nos permite pensar acertadamente, y ordenar nuestros pensamientos, con mayor eficiencia.

Ir al contenido