Hoy la felicidad no es un destino, sino el viaje por una vida altamente satisfactoria, en la que encuentro a diario, paz y alegría en los pequeños momentos. La felicidad es la ausencia de sufrimiento y la aceptación de la realidad, que muchas veces no podemos cambiar, pero sí aprender de ella para crecer.

Ir al contenido