Hoy el silencio es necesario cuando quiero profundizar en algo. Para encontrar el propósito de la vida, estudiar, leer, aprender y meditar, el silencio es el mejor compañero. En el bullicio no hay paz ni sosiego para reflexionar y ser mejor.

Ir al contenido