Hoy entiendo que hay momentos y fechas importantes, en los cuales compartir alegremente con quienes amamos. Evito repetir que estoy muy ocupado o usar el agobio de quehaceres, como pretexto para huir de compromisos familiares valiosos, que unen y enriquecen.  

Ir al contenido