Hoy si bien actúo con bondad y amor, mantengo mi firmeza ante las decisiones tomadas con sensatez y buen juicio. Evito dejarme influenciar por opiniones ajenas, que buscan hacerme dudar o declinar en mi propósito de hacer lo correcto.

Ir al contenido