Hoy siento un infinito amor y gratitud por la vida. Me abro a los cambios que abrazo con valentía, y confío en que serán positivos y me traerán felicidad. El nuevo año es un lienzo en blanco que pintaré con alegría y la certeza de que será mi propia obra de arte.

Ir al contenido