Hoy me acepto y me valoro como soy, reconozco mi creatividad, habilidades, capacidades y destrezas. Experimento la vida y aprecio mi valía por quién soy, y no por cuánto tengo o hago. 

Ir al contenido