Hoy comprendo que la palabra hablada tiene un enorme poder. Las palabras son los cimientos de lo que creamos en nuestra vida. Es hora de prestar mucha atención a lo que decimos y la forma en que lo hacemos.

Ir al contenido