Hoy abandono las actitudes negativas, que son fuente inagotable de sinsabores y amarguras. Los pensamientos y las acciones negativas son fáciles de identificar, ya que siempre se acompañan de sensaciones de malestar, que conducen a experiencias desagradables y difíciles, porque reflejan lo peor de las personas.

Ir al contenido