Hoy abro mi mente a una nueva información, con el propósito de aprender y servir más y mejor. Para alcanzar el éxito no se necesita fuerza, ni dinero, ni una gran inteligencia, solo tener constancia en lo que hacemos, paciencia al aprender algo nuevo, y disciplina para seguir adelante, sin desistir.

Ir al contenido