Hoy la introspección y la meditación son una costumbre sana que favorece la consciencia. Entro en mi recinto interior, descubro lo que contiene, y realizo un recuento de mis cualidades, virtudes y habilidades, para empezar a usarlos en mi beneficio.

Ir al contenido