Hoy los dos grandes titanes de la vida son el pensamiento y el tiempo. Quien desperdicia su tiempo en pensamientos inútiles que no aportan nada a su vida, ni fortalecen sus valores, pasa por la vida sin pena ni gloria, sin mayores logros ni satisfacciones, sumergido en la mediocridad. 

Ir al contenido