Hoy construyo mi paz sobre la base del respeto a los demás, la aceptación y la comprensión. Valorar a las personas es escucharlas y apoyarlas en su camino espiritual, sin juicios ni exigencias. La paz busca el bien común, y no se centra en las necesidades individuales.

Ir al contenido