Hoy mantengo mis planes y proyectos en total reserva. Mucha gente comete el error de hablar demasiado sobre sus propósitos, generando que sus energías se disipen, que la motivación decaiga y la concentración se debilite. Contar a otros nuestros proyectos  puede hacer que pierdan fuerza y poder.

Ir al contenido