Hoy decido dar a los demás, lo que me gustaría recibir de ellos. Si recuerdo que recibimos lo mismo que damos, la vida se vuelve más sencilla. La generosidad y el amor que brindo a los demás, se refleja en mi vida y en mis experiencias.

Ir al contenido