Hoy soy honesto en mis relaciones. Evitar el chisme, la crítica y las murmuraciones, me hace más comprensivo y tolerante ante las diferencias, permitiéndome ayudar a los demás, cuando lo necesitan. Brindar a otros palabras de aliento y de apoyo, me da paz y felicidad.

Ir al contenido