Hoy cultivo el amor y el respeto hacia todas las personas. Me pongo en el lugar del otro, para comprender sus necesidades y emociones, antes de emitir juicios o críticas. Presto atención a los demás, con la intención de brindarles mi genuino y desinteresado apoyo.

Ir al contenido