Hoy el único lugar desde donde se pueden resolver los problemas, es en nuestro interior. Debemos reconocer que somos el origen y la causa de lo que sucede en nuestra vida. De nada sirve buscar a quién culpar, cuando las soluciones residen en cada uno.

Ir al contenido