Hoy dejo de opinar sobre la vida de otros y me ocupo de la mía. Desperdicio mi tiempo cada vez que me entrometo en las vidas ajenas, porque cada quien es libre de ser y de hacer. Me enfoco en resolver y mejorar mis propios asuntos.

Ir al contenido