Hoy tengo el derecho de escoger lo que pienso y hago. Poseo libre albedrío para elegir y decidir el rumbo que doy a mi vida. No permito que nadie me manipule, ni trate de desviarme del camino que he trazado. Presto atención en no dejarme influenciar negativamente.

Ir al contenido