Hoy prefiero la sencillez y me niego a caer en acciones soberbias y prepotentes. Muchas personas incurren en ellas, creyendo que todo lo saben o lo pueden comprar. Este tipo de acciones destruyen el amor y el respeto, y nos mantienen en el error de sentirnos superiores a los demás.

Ir al contenido