Hoy la paz interior no es la ausencia de problemas, sino la habilidad de sortearlos con serenidad. Es un estado de bienestar que surge de autoaceptarnos y de afrontar con tranquilidad, todo lo que nos sucede.

Ir al contenido