Hoy acepto que no siempre se obtienen los resultados esperados. Al reconocer mis derrotas, las acepto como grandes aprendizajes. Solo hay ganancia y crecimiento, cuando fluimos con paz y gratitud.

Ir al contenido