Hoy aunque a veces no lo comprenda, todo ocurre con un propósito. Lo que juzgamos inaceptable y nos causa sufrimiento, mañana comprenderemos que era necesario y perfecto. Lo que para la mente es pérdida, para la conciencia es ganancia. La mente interpreta desde el ego, la conciencia desde la sabiduría.

Ir al contenido