Hoy evito buscar la aprobación de los demás, pues hacerlo aprisiona el alma, alejando la alegría y gratitud por existir. Mi valoración es la que importa. Mi valía reside en lo que pienso de mí, y no depende de los demás.

Ir al contenido