Hoy la clave para aprovechar la vida y sentirnos realizados, es tratarnos con respeto y amor incondicional. Al reconocer nuestras fortalezas y debilidades, nos aceptamos como somos, con benevolencia, paz y felicidad.

Ir al contenido