Hoy la vida es muy simple: recibimos lo que damos, creamos lo que pensamos, y actuamos como creemos. Todo lo que vivimos depende de nosotros, de lo que elegimos pensar y hacer. De nuestras acciones y pensamientos provienen nuestras experiencias. 

Ir al contenido