Hoy me propongo aceptar el mundo tal como es, sin amargura, frustración o ansiedad de cambiarlo. Acepto la vida y sus circunstancias, entendiendo que no las puedo controlar, pero sí comprender y aceptar.

Ir al contenido