Hoy ofrezco mi apoyo incondicional a quienes amo. No espero nada a cambio, y solo los acompaño en sus procesos, sin intentar imponer mis creencias o demostrarles que están equivocados. Cada quien es libre de vivir y cometer errores, para aprender y evolucionar.

Ir al contenido