Hoy todos los problemas se resuelven dentro de mí, cuando descubro que soy el origen y la causa de lo que me sucede. Cuando intento culpar a alguien más, solo dilato la situación, pues en mí también residen las soluciones.

Ir al contenido