Hoy una manera eficaz de controlar nuestras  emociones, es cultivar la paz interior. Quien tiene paz, no se deja dominar por el torbellino de las emociones negativas, las reacciones impulsivas o las respuestas incontroladas y agresivas. La paz interior nos hace libres.

Ir al contenido