Hoy la ausencia de paz interior desenfoca la mente de la verdad, y la lleva a un estado de alteración y oscuridad. Una mente alterada se queja y solo enfoca su atención en lo que le falta. Tengo presente que la gratitud es riqueza y la queja es pobreza.

Ir al contenido