Hoy la gratitud tiene un efecto profundo en nuestro cerebro. Cuando sentimos gratitud, liberamos una serie de neurotransmisores que nos hacen sentir felices, optimistas y en paz. Decido agradecer por todo y a todos, y abrir mi mente para valorar las muchas oportunidades a mi alcance.

Ir al contenido