Hoy cuido de mi salud física y mental con amor y devoción, no me angustio ni me intranquilizo innecesariamente para evitarle molestias a mi cuerpo. La salud es la consecuencia del amor con que trato mi cuerpo, de los alimentos que como diariamente y de la manera como pienso. Hoy me amo y me respeto tal cual soy.